sábado, 10 de marzo de 2012

Por qué un iPad no es un PC pero lo sustituye perfectamente.

Ya con un tiempo muy majo en posesión del iPad 2 (desde su salida), y vistas y analizadas muchas otras tabletas (algunas muy analizadas por mi parte), es normal que la gente me pregunte porque no puedo separarme de mi iPad (hasta para tomar un café o ir a cualquier sitio). La primera respuesta que me venia a la cabeza hace un año era simple: los móviles y las tabletas son como las consolas, lo que manda no es el hardware, sino el software.

Esta afirmación es válida a día de hoy, pero con muchos mas matices, y de forma mas complicada de lo que en un primer momento pueda parecer. Es lo que hace que a unas personas les recomiende un móvil con Android, o con iOS, dependiendo de sus usos, pero siempre recomiende el iPad abruptamente.

La primera impresión que adolecen los usuarios de tabletas con Android es casi unánime: son simples navegadores web, un móvil mas grande, y encima tratan de parecerse a PCs o portátiles.  (quizás necesites un UltraBook, no una tableta !!!)

Estas personas en mi opinión se están perdiendo la autentica magia de las tabletas. Generalmente creen que una tableta debe parecerse mas a un PC, buscan teclados bluetooth, o bases, o engendros a priori interesantes como el Transformer (recuerdo como la gente buscaba teclados para el iPad y luego se han quedado en el olvido tras captar su magia). Señores, un tablet no es un PC, ni falta que le hace. Ese es el error de las tabletas Android. No necesitamos dos aplicaciones en pantalla. Necesitamos sencillez para que todo el mundo, tu madre, tu abuela, tu sobrino, tu hijo, pueda usar la tableta inmediatamente, de forma fluida y rápida.

La magia de un tablet radica en su software, pensado para un tablet. Software intuitivo que hace que hace que la experiencia de usuario sea radicalmente distinta a un PC, sea intuitiva, simple, rápida y eficaz. Ademas debe ser útil para el 100% de la población (ojo con esto que se las trae).

Con el uso que le hace el 90% de los usuarios de PC, como es navegar, ver el correo, las redes sociales, comunicación y poco mas, con una tableta resuelven todos sus problemas de un plumazo. Basta ya de decir que una tableta no es un PC y que no puedes hacer las mismas cosas. Eso es mentira, y ni falta que le hace ser un PC. Cuando cambie la visión de este nuevo segmento y la gente vea lo fácil, rápido y falto de problemas es usar una tableta, entonces si hablaremos de gadgets post-pc.

Antes de la salida del iPad, estoy seguro que seria impensable enseñar a tu abuela a abrir, por ejemplo, un blog de cocina (con todo el respeto a las abuelas, que seguro que las hay muy guisques!!!).

Gracias a las tabletas, hoy día tenemos aplicaciones como Pages, que captan la esencia de un iPad, pudiendo cualquier persona sentir la magia de crear un documento de texto con las manos, sin menús complicados, y con resultados increíbles. Ver a tu madre creando su recetario de cocina a velocidad de vértigo es algo que jamas habría pensado ver con windows. Si le decimos que lo haga en windows, e incluso en el Mac, seguro que nos llevamos un sartenazo. Pero el caso es que con herramientas como Blogsy (la que uso generalmente para actualizar el blog), tu abuela puede crear ese blog, y actualizarlo regularmente, sin tener ni papa de ordenadores, con sus manos, arrastrando fotos, escribiendo tal cual, y punto. No te quiero contar la reacción de la gente al ver iPhoto, o GarageBand, o iMovie. La gente te quita el iPad de las manos y empieza a trabajar inmediatamente, a jugar con ello. Ver eso es lo qu me hace ver la magia del iPad, la esencia que se ve en los spots de Apple.

Pero lo grande no es solo esto, la verdadera revolución es que profesionales, por ejemplo de los blogs pueden también actualizar su blog de forma radicalmente diferente, profesional y 100% funcional sin limitaciones. De verdad, ya se que sabemos usar Office, pero no hace falta llevarlo a todas partes con inventos como OnLive. Si eres profesional, tendrás tu Ultrabook, tu office, y seguramente tu iPad sea recreacional, pero si que puedes hacer de un apaño con las aplicaciones que existen mas que de sobra para ganar trabajo. Lo ideal es que "transformen" Word para que sea "mágico" en un tablet. Para que cualquiera pueda usarlo y explotarlo.

Esto solo tiene una conclusión final. Es el iPad, junto con ese software que capta la filosofía de la tableta creada por Apple, la que te hace sentir la magia, a ti, y a todos los que acaban dando la oportunidad al iPad. Esto crea la diferencia entre un iPad y una tableta Android. El iPad rápidamente forma parte de tu vida, siendo imprescindible (la típica frase no se como he podido vivir sin el), mientras que gente con tabletas androide las justifican como simples gadgets fácilmente vendibles con el astío.

Esto no significa que desde los fabricantes de Android cambien radicalmente su filosofía y se alejen de transformar sus tabletas en PC, y empiecen a crear tabletas.

Por ultimo, la versatilidad de un iPad no tiene rival. No solo sustituimos nuestro PC. Ahora usamos el iPad para muchas mas cosas. No tiene rival para pintar, ni para enchufar nuestros instrumentos o componer música, para editar, para fotografía, para trabajar, para estudiar, y para usos que aun tenemos que descubrir, por la forma de interactuar con estos cacharros, que parecen estar vivos.

Sin duda, y aunque no me creas, necesitas un iPad, y punto. Aunque seas un profesional y creas que tu rendimiento se compromete, dale una oportunidad. Y para los usuarios de ordenadores de nivel, eso, de usuarios, ya va siendo hora de aparcar esos ordenadores de sobremesa, o esos portátiles de duraciones de batería ridículos, y entra en la nueva era de la informática "mágica" y para todos.

Joor, que royo, ahora si que no lo lees, jejejeje, pero si le echas un vistazo, danos tu opinión !!!!!

3 comentarios:

Roquen dijo...

Se puede decir más alto pero no mas claro.

Roquen dijo...

He enlazado la entrada desde mi blog, espero que no te moleste, si no lo quito :P

Neocroma dijo...

Para nada. Saludos !!